Padre Gaetan

El problema de África no es que faltan comidas, medicinas, dinero etc. El problema es que falta desarrollo. He observado que una de las vías fundamentales para el desarrollo de África es la educación universitaria.

África necesita ingenieros, médicos, profesores, pensadores, técnicos, analistas etc. Ningún país del mundo se ha desarrollado sin personal formado. No se trata de hacer educación de base que en muchos países ya se está haciendo bastante bien aunque todo merece mejorar. Tampoco se trata de enseñanza secundaria. Si alguien quiere ver a este continente emerger en el futuro, tiene que plantear seriamente el tema de la educación universitaria. Sólo así, África podrá emerger y enfrentarse a los desafíos de la globalización.


 

Siempre es uno se alegra el corazón cuando ve cómo poco a poco un chico o una chica va saliendo de su niñez y gracias a la educación, va ampliando los horizontes de sus capacidades intelectuales y afectivas. Con este proyecto, estamos comprobando la necesidad de seguir adelante con la educación superior como vía imprescindible de desarrollo. Es imposible pensar en el futuro, sin pensar en la juventud y es de todos sabido que una juventud preparada significa un futuro de amplias posibilidades.

Cuando estábamos pensando en el proyecto, no sabíamos si íbamos a poder financiar a muchos estudiantes. Para nosotros era un problema de principio: empezar y confiar en la providencia. Hoy, podemos decir que estamos satisfechos de estar financiando a 16 estudiantes entre los cuales once son chicas. Además, estamos notando que estos estudiantes van entendiendo la filosofía de fondo del proyecto, es decir crear una cadena de solidaridad y de generosidad para el despegue de África a partir de sus propios recursos.

Padre Gaetan